viernes, 25 de abril de 2008

Contabilidad y Finanzas: ¿QUÉ ES UN BALANCE DE GENERAL?

El balance general es un estado contable, correspondiente a la contabilidad externa, que refleja la situación patrimonial de la empresa.
· Bienes (vivienda, vehículo...)
· Deudas (préstamo bancario...)
· Patrimonio neto
De forma análoga, el balance general de una empresa se compone de los bienes, derechos y deudas que tiene la empresa en un momento dado. Los bienes y derechos integran el activo del balance general. Las deudas forman parte del pasivo de dicho balance. La diferencia entre el activo y las deudas, se denomina patrimonio neto. El pasivo está compuesto por deudas (proveedores y préstamos bancarios) y por el patrimonio neto.
Las principales cuentas o rubros del activo son las siguientes:

· Activo Fijo: Lo forman aquellos elementos del activo que permanecerán en la empresa más de un año e inmovilizado financiero (participaciones en Otras empresas...).
· Activo Circulante: En contraste con el inmovilizado, el activo circulante lo forman aquellos elementos del activo que permanecerán en la empresa un año como máximo.


· Existencias: Son las materias primas, productos en curso y productos acabados que están en proceso de fabricación o en el almacén.
· Deudas a Largo Plazo: También denominadas exigible a largo plazo; están compuestas por las deudas cuyo plazo de vencimiento es superior a los doce meses (préstamos bancarios a largo plazo, préstamos de accionistas a largo plazo.
· Capitales Permanentes: También denominados recursos permanentes o pasivos fijo. Es la suma del patrimonio neto y las deudas a largo plazo.
· Deudas a Corto Plazo: También denominadas pasivo circulante o exigible a corto plazo. Están compuestas por las deudas cuyo plazo de vencimiento es igual o inferior a los doce meses (proveedores, préstamos bancarios a corto plazo, deudas con la hacienda y la Seguridad Social a corto plazo...). En cambio, las deudas con proveedores suelen ser exigibles a muy corto plazo.


También pueden diferenciarse dentro de las cuentas del activo las que son funcionales (imprescindibles para la actividad ordinaria de la empresa) y las que son extrafuncionales (no directamente necesarias para la actividad ordinaria). Por ejemplo, la maquinaria suele ser funcional. Los activos extrafuncionales son los que pueden ser vendidos cuando la empresa precisa de liquidez urgente para salir adelante.
En cambio, si se produce la situación contraria y el valor de mercado de un activo cae por debajo de su valor de adquisición, se utilizará el valor de mercado para reflejar el activo en el balance de la empresa. Las deudas figurarán en el balance por su valor de reembolso.

No hay comentarios: