domingo, 4 de mayo de 2008

Modalidades que el pequeño empresario usa para vender adecuadamente su producto o servicio.

El primer paso es definir el mercado, las necesidades del consumidor y a partir de ahí desarrollar una oferta que sea la adecuada para su satisfacción.
Pensar en publicidad o mejor dicho en comunicación, que es un término más amplio, dependerá del tipo o de producto o servicio que se va ofertar.
Las marcas comunican los logotipos comunican, así como los empaques en el caso de los productos, una bolsa o una caja en el caso de una tienda, los colores de un local, un letrero, la papelería de una empresa o las tarjetas de su personal. En el caso de los servicios se comunica desde el local, la decoración del mismo, la ambientación, los uniformes del personal, todas son buenas oportunidades para tratar de decirle algo al consumidor.
La publicidad utilizando medios masivos es una buena opción normalmente cuando se cuenta con mayores presupuestos, pero existen opciones como medios más enfocados al mercado de interés, radios de zonas determinadas, volantes, cupones en las que participan diversas marcas, auspician actividades en las que participan diversas marcas, auspiciar actividades en las que participa nuestro consumidor, entre otras. Hay que tener presente que esto debe formar parte de un programa integral. Las actividades aisladas no son útiles ya que generan gasto y no surten efecto.
En conclusión deben buscar en las distintas herramientas de comunicación el apoyo para ganar el interés y la preferencia del consumidor. No olvidar que el que llegue primero a la mente del consumidor siempre estará en ventaja.

No hay comentarios: