lunes, 2 de marzo de 2009

Reducción de recorridos

La complejidad no es inevitable, resultando posible mejorar considerablemente la distribución de las actividades en las fábricas. El objetivo a buscar es simple, y se trata de “colocar uno al lado de otro los puestos de trabajo que efectúan operaciones sucesivas, sobre una misma pieza o un mismo producto”.
Para ello es necesario conseguir encadenar entre sí las operaciones, suprimiendo los almacenes intermedios, reduciendo a lo estrictamente indispensable las operaciones de manutención, simplificando el flujo de piezas, y facilitando el seguimiento de la producción. Para ello es menester considerar varios aspectos:
• La disposición en células de los talleres.
• La separación geográfica y la puesta en línea de las fabricaciones de productos diferentes.
• Las demás actividades a situar próximas entre sí.
• La descentralización de las actividades de recepción, almacenaje y expedición

No hay comentarios: