miércoles, 3 de octubre de 2012

CURSO BÁSICO DE ANÁLISIS FUNDAMENTAL

 Qué se entiende por análisis fundamental
Invertir en los mercados financieros supone aceptar las reglas de un extraño juego repleto de triquiñuelas, un juego consistente en tratar de adivinar no cuál es el verdadero valor de un instrumento, sino cuál va a ser el consenso de estimaciones del verdadero valor por parte de todos los jugadores. Es decir, no ganará aquel que mirando el cielo sea capaz de predecir qué tiempo hará mañana, sino el que acierte qué pensará mañana una mayoría sobre el tiempo que hará pasado mañana. ¿Complicado? ¡Por supuesto!, pero nadie ha dicho que los mercados den duros a cuatro pesetas (en realidad, se oye constantemente la voz de supuestos gurús con métodos infalibles, pero si fuesen realmente infalibles no se molestarían en dar gritos desde sus islas privadas en el Caribe.) En este juego adivinatorio hay tres estrategias posibles:
·         Aprender meteorología, suscribirse a los servicios de información del Instituto Meteorológico y tratar de interpretar los mapas del Meteosat, con la esperanza de que nuestro conocimiento técnico e información superiores nos proporcione una ventaja considerable sobre los menos informados,
·         hablar con el resto de los jugadores y observar sus reacciones presentes y pasadas, pensando que, al fin y al cabo, el éxito no depende tanto de un conocimiento exhaustivo de los meteoros como de la familiaridad con la naturaleza humana, y que la manera en la que los jugadores han asimilado las situaciones cambiantes en el pasado tenderá a repetirse,
·         confiar en una supuesta intuición, rayana en la paranormalidad, que reviste al jugador de una superioridad metafísica.
Para la tercera estrategia no hace falta mucha formación, tan sólo una capacidad sobrenatural que muchos inversores creen tener, pero que de verdad pocos privilegiados poseen. Son las dos primeras, de contenido analítico claro, las que han aglutinado las dos escuelas de pensamiento que prevalecen en la aproximación a los mercados: el análisis técnico ("los psicólogos") y el análisis fundamental ("los meteorólogos").Así pues, el análisis fundamental aplicado a los mercados bursátiles no es sino la disección e interpretación del estado y la evolución de los elementos macro y microeconómicos que afecten a una empresa determinada con el fin de establecer el valor real de su acción.

No hay comentarios: