domingo, 20 de julio de 2014

Préstamo

Por definición, préstamo es el contrato en el que una de las partes (prestamista) entrega activos físicos, financieros o dinero en efectivo y la otra (prestatario) quien se compromete a devolverlos en una fecha o fechas determinadas y a pagar intereses sobre el valor del préstamo. El préstamo es la única alternativa que existe en el mundo de las inversiones y de la que todas las demás derivan.

Las alternativas más comunes de inversión, generalmente lo constituyen los distintos tipos de depósito que hacemos en los bancos: cuentas de ahorro, cuentas corrientes y plazo fijos. El banco reconoce un «interés» por nuestros depósitos (por el hecho de prestarle nuestro dinero), que los empleará para «prestárselo» a otras personas, empresas o gobierno. El banco intermedia, entonces, entre quienes tienen ahorros y los que necesitan fondos. El riesgo es la solvencia del banco para devolvernos el dinero prestado.

No hay comentarios: