miércoles, 6 de julio de 2016

Valor Económico Añadido

El Valor Económico Añadido (EVA) es una herramienta que permite calcular y evaluar la riqueza generada por la empresa, teniendo en cuenta el nivel de riesgo con el que opera. Por tanto, se trata de un indicador con vocación de integración ya que considera los objetivos principales de la empresa. Además el EVA aporta elementos para que los accionistas, inversores, entes de contralor y otras personas con intereses en la empresa, puedan tomar decisiones con más conocimiento de causa.
El EVA puede definirse como el importe que queda una vez se han deducido de los ingresos la totalidad de los gastos, incluidos el coste de oportunidad del capital y los impuestos.
El EVA pretende superar buena parte de las limitaciones que presentan los indicadores tradicionales. Por tal razón el EVA para cubrir los huecos que dejan los demás indicadores logra:
• Hacer factible su cálculo para cualquier tipo de empresa.
• Puede aplicarse tanto a una empresa en su totalidad, como a cualquiera de sus partes.
• Considera todos los costes que se producen en la empresa, entre ellos el coste de la financiación aportada por los accionistas.
• Toma en consideración el riesgo con el que opera la empresa.
• Desanima prácticas que perjudiquen a la empresa tanto a corto como a largo plazo.
• Es fiable cuando de comparar los datos con otras empresas se trata.

No hay comentarios: