sábado, 2 de julio de 2016

Control Estadístico de Procesos –SPC-

Hoy aún y a pesar del tiempo transcurrido continúa desconociéndose, y por lo tanto no se aplica, en muchas empresas manufactureras y en la casi totalidad de las de servicios, y entre ellas la mayoría de las organizaciones financieras –sean éstas Bancos o Compañías de Seguros- la estupenda y revolucionaria herramienta de gestión desarrollada por Shewart y denominada Control Estadístico de Procesos.
Sí bien la utilización de ésta herramienta es común en las empresas y bancos japoneses, estadounidenses y europeos, no lo es en igual forma en América Latina.
El Control Estadístico de Procesos resulta fundamental no sólo a la hora de controlar y mejorar los procesos en cuanto a su capacidad de generar fallas o errores, sino también en cuanto a su potencial para generar niveles aceptables de costes, productividad y rentabilidad. El controlar la evoluciones de las variaciones que se van registrando permite no sólo detectar a tiempo cambios, sino además adoptar mejores decisiones evitando de tal forma los errores cometidos al accionar sobre variaciones que son propias del sistema, y no accionar sobre aquellas otras que son especiales o ajenas al sistema. Conocer la capacidad del sistema permite no sólo saber cuando las variables están fuera de control, sino además imponerse como objetivos la mejora en la capacidad del mismo.
El Control Estadístico de Procesos por todo lo antes comentado resulta de fundamental importancia a la hora de seguir la evolución de los índices de calidad, satisfacción, productividad, costos, tiempos de respuestas, e inclusive indicadores correspondientes a la evolución tanto de los mercados como de la economía.

No hay comentarios: