viernes, 13 de junio de 2008

ANÁLISIS PATRIMONIAL Y FINANCIERO (II)

Los Ratios De Rotación
Se calculan dividiendo las ventas por el activo correspondiente. Veamos los más usados:

• Rotación del Activo Fijo: Se obtiene dividiendo las ventas por el activo fijo. Rotación del activo fijo= Venta/Activo fijo.
• Cuanto mayor sea el valor de este ratio quiere decir que se generan más ventas con el activo fijo.
• Rotación del Activo Circulante: Para hallar su valor se dividen las ventas por el activo circulante. Rotación del activo circulante =Ventas/ Activo circulante.
• Rotación de Los Stocks: Se obtiene dividiendo las ventas por el valor de los stocks.
Para que el ratio sea más ilustrativo se han de tomar las ventas a precio de costo (o el costo de ventas), ya que el stock está valorado a dicho precio.
Así cada vez se precisará una inversión menor en activo para el desarrollo de la actividad. Por tanto, al tener menos activos habrá menos pasivos, o sea menos deudas y menos capitales propios, y más eficiente podrá ser la empresa.
Ratios De Gestión De Cobro Y De Pago
Estos ratios sirven para comprobar la evolución de la política de cobro y pago de clientes y proveedores, respectivamente.
Como la venta media diaria es igual a las ventas anuales divididas por 365 días este ratio también se puede presentar de la forma siguiente:

Plazo de cobro= [Clientes +Efectos/Ventas]*365

En el numerador el índice o ratio han de incluirse todas las deudas de los clientes.
Cuanto menor sea este ratio indica que se cobra antes de los clientes, lo cual es deseable para cualquier empresa.
Los principales ratios que se analizarán dependen de cuatro variables: activo, capitales propios, ventas y beneficio. El margen puede medirse dividiendo el beneficio por las ventas. La rentabilidad es la relación entre beneficio y capital propio. El apalancamiento compara el activo con el capital propio. El rendimiento es el beneficio dividido por el activo.
El estudio del rendimiento permite conocer la evolución y las causas de la productividad del activo de la empresa.
El rendimiento puede compararse con el costo medio del pasivo de la empresa, o costo medio de la financiación, y se trata de conseguir que el rendimiento del activo supere al costo medio de la financiación (intereses de la deuda más dividendos deseados por los accionistas):
• Rendimiento Del Activo > Costo Medio de la Financiación: Cuando se cumple lo anterior, el beneficio de la empresa es suficiente para atender el costo de la financiación, en caso contrario, el beneficio es insuficiente y no se podrá atender los costos financieros de la deuda más los dividendos deseados por los accionistas.
• El rendimiento puede ser dividido en dos ratios que explicarán mejor las causas de su evolución:
• Rendimiento= BAII/Ventas*Ventas/Activos: De esta forma se consigue explicar el rendimiento a través de dos ratios. Para aumentar el rendimiento se deberá alimentar el precio de venta de los productos y/o reducir los costos y así se conseguirá que el ratio de margen se incremente.
RENTABILIDAD:
La rentabilidad financiera, o rentabilidad propiamente dicha, es la relación entre el beneficio neto y los capitales propios.
Rentabilidad=Beneficio Neto/Capitales Propios: Este ratio también se denomina ROE (del inglés return on equity, rentabilidad del capital propio). La rentabilidad financiera es, para las empresas lucrativas, el ratio más importante, ya que mide el beneficio neto generado en relación a la inversión de los propietarios de la empresa. A medida que el valor del ratio de rentabilidad financiera sea mayor en mejor posición estará esta. También es útil comparar la rentabilidad financiera que posee una empresa con la rentabilidad de las inversiones con riesgo casi nulo, como es la Deuda Pública, por ejemplo.
Por ejemplo, se puede desagregar la rentabilidad financiera en tres índices, si multiplicamos y dividimos por las ventas y por el activo:

Rentabilidad financiera = Beneficio Neto/Ventas*Ventas/Activo*Activo/ Capital Propio: En esta desagregación, el primer ratio es de margen, el segundo de rotación y el tercero de apalancamiento. Si se desea incrementar la rentabilidad financiera se puede; a) Aumentar el margen: Elevando precios, potenciando la venta de aquellos productos que tengan más margen (o exista una mezcla de producto rentable), reduciendo los gastos o una combinación de las medidas anteriores.
El apalancamiento financiero se estudia al evaluar la relación entre la deuda y los capitales propios por un lado, y el efecto de los gastos financieros en los resultados ordinarios, por el otro. En principio, el apalancamiento financiero es positivo cuando el uso adecuado de la deuda permite aumentar la rentabilidad financiera de la empresa. En este caso, la deuda es conveniente para elevar la rentabilidad financiera.
Cuando una empresa amplía su deuda disminuye el beneficio neto al aumentar los gastos financieros.
Por otro lado, al usar más deuda disminuye la proporción de capital propio y, por tanto, el denominador del ratio de rentabilidad financiera disminuye, con lo que puede aumentar dicho ratio:

Rentabilidad Financiera = Beneficio Neto / Capital Propio

Para que esto sea así, el capital propio ha de disminuir más proporcionalmente que el beneficio neto. Una forma de comprobarlo es comparar el rendimiento del activo (BAII / Activo) con el costo anual de la deuda remunerada (Gastos financieros / Deuda remunerada). Cuando el primero supera al segundo, el apalancamiento financiero es favorable para la empresa:
Rendimiento activo > Coste deuda = Apalancamiento financiero positivo: Por tanto, la deuda puede ser favorable, desde el punto de vista de la rentabilidad financiera, siempre que la empresa consiga generar con sus activos un rendimiento mayor que el coste de la deuda.

No hay comentarios: