sábado, 26 de enero de 2013

La rentabilidad requerida y el costo de capital. - I


Debemos hacer algunas precisiones más sobre la tasa de rentabilidad mínima requerida. Evidentemente, ha de ser superior al costo de la financiación. Dicho en otros términos, la empresa puede estimar una cierta tasa requerida que le compense del transcurso del tiempo, de la inflación y de la aversión al riesgo, pero si quienes aportan el capital, al determinar la rentabilidad que ellos exigen con su inversión en la empresa, fijan una tasa media superior, ésta es la que habrá de aplicarse para analizar la inversión.
En consecuencia, una inversión ha de rendir, al menos, el mayor de los siguientes valores:
  1. El resultado de añadir, al tipo puro, la prima de inflación y la prima de riesgo,
  2. El costo de capital o costo de la financiación,
  3. La rentabilidad esperada de otra inversión alternativa que tenga su mismo nivel de riesgo.
1.     En los cálculos de inversión, el tipo de actualización permite lograr dos objetivos:
·         Comparar los valores (gastos e ingresos) que vencen en épocas diferentes,
·         Expresar la rentabilidad mínima deseada por el inversor.
El tipo de interés dependerá únicamente de las exigencias mínimas del inversor, desde el punto de vista de la rentabilidad. Una vez elegido el tipo, automáticamente se provoca una selección de los proyectos de inversión, una selección de los proyectos ejecutables de los que no lo son, desde el punto de vista de la rentabilidad

La elección del tipo de actualización es una parte de la decisión de invertir y constituye la decisión en cuanto a la alternativa de invertir o de no invertir desde el punto de vista de la rentabilidad.
En este orden de cosas para calcular el tipo hay que tener en cuenta el modo de financiación de la inversión:
·         Si la inversión está financiada por capitales ajenos, el tipo (tasa) debe ser superior al tipo de interés pagado a los capitales ajenos.
Además, la diferencia dependerá:
-       del tipo de rendimiento interno deseado,
-       del riesgo de la inversión,
·         Si la inversión está financiada por capital propio, el tipo i será al menos igual al tipo que el inversor podría obtener con otra inversión de igual riesgo. Consecuentemente, el tipo i tenderá al tipo de sector económico de una actividad.
·         Si la inversión está financiada simultáneamente por capital propio y capital ajeno, hay que considerar los factores mencionados en los párrafos precedentes y en sus relaciones cuantitativas. Se obtiene así un tipo de actualización ponderado. 

No hay comentarios: