miércoles, 26 de septiembre de 2012

EL COMERCIO MAYORISTA Y EL COMERCIO MINORISTA


La distribución comercial tiene sus orígenes desde que existe el hombre, pues cuando este supera las necesidades básicas de supervivencia y se encuentra con que dispone de un exceso de bienes, fruto de su trabajo comienza a relacionarse con otras personas para intercambiar sus productos por otros, a esto se le conoce con el nombre de trueque. Así se inicia el comercio que adquiere relevancia en la antigüedad con los fenicios, griegos, cartagineses y que toma gran auge durante el imperio romano, siendo un comercio principalmente nómada. Los lugares donde se realizaban las operaciones de compraventa eran las ferias y los mercados ambulantes.
Ya en la Edad Media surgió el comercio sedentario, que se ubicó en las ciudades, adquiriendo los comerciantes gran poder político y económico. Sin embargo a mediados del siglo pasado la distribución comercial sufre una evolución constante hasta llegar hasta la actualidad.
Desde los orígenes del comercio sedentario entre el comprador y la mercancía se han interpuesto los siguientes obstáculos, el mostrador, el vendedor y el almacén que guardaba y ocultaba mercancía, pero con la aparición de los grandes almacenes el comercio evoluciona, y permite que la mercancía salte el mostrador y se acerque al comprador potencial.
La tendencia actual del comercio consiste en rodear el acto de compra con estímulos y sensaciones agradables, introduciendo en los espacios destinados a comercio otros locales de ocio, restauración y todo aquello que convierta la compra en placer y diversión. El comercio actual, tanto el grande como el pequeño, deben reconvertirse y adaptarse a las nuevas necesidades del consumidor.
En la actualidad, la mayoría de los fabricantes no venden sus productos directamente a los consumidores finales. Entre ellos y los últimos destinatarios se encuentran intermediarios de marketing que realizan diversidad de funciones, tienen distintas denominaciones y se les conoce con el nombre de canal comercial o canal de distribución.
La venta al por menor incluye todas las actividades relacionadas con la adquisición de bienes o servicio directamente por los consumidores finales para su uso personal, no relacionada con los negocios. Cualquier empresa que realice este tipo de ventas sea fabricante, distribuidor o detallista esta llevando a cabo ventas al por menor. No importa como se vendan los bienes o servicios ya sea personalmente, por correo, por teléfono o maquina distribuidora o donde sean vendidas (en un establecimiento, en la calle o en casa del consumidor). Por otra parte, detallista es cualquier empresa cuyo volumen de venta proceda principalmente de la venta al detalle.
Existe una gran variedad de empresas de ventas al por menor y aunque se han propuesto varias clasificaciones, para el propósito de esta investigación se consideran las siguientes: los establecimientos detallistas, los detallistas sin establecimientos y las organizaciones o empresas detallistas.

No hay comentarios: